EL MUNDO enfrenta una crisis económica desde hace ya varios meses. Basta con leer los periódicos o escuchar las noticias por televisión para informarse de los estragos que ha estado causando este fenómeno, aun entre los países considerados como del “primer mundo”. Costa Rica, como parte integrante de este mundo globalizado, como país practicante de la economía abierta y como socio comercial de los Estados Unidos de Norteamérica, no ha escapado a esta situación y se ha visto afectado de diversas maneras. Ante este escenario, surgen algunas preguntas importantes: ¿Cuáles han sido los sectores más afectados en nuestro país? ¿Qué posición han tomado el Gobierno y el Banco Central, así como otras entidades extranjeras sobre la situación en Costa Rica? ¿Qué medidas se han tomado al respecto? ¿Cuál es el panorama que para nuestro país prevén los analistas? Contestar esas preguntas de forma general es el objetivo de este breve ensayo.

Respecto de la primera pregunta que planteamos, la investigación realizada apunta a que sectores como la construcción turística, la maquila y las exportaciones son los que han recibido el mayor impacto de la crisis internacional. Según el periódico La Nación, (1) el turismo decreció durante el primer trimestre de 2009. Como consecuencia, “Costa Rica experimentó una caída del 60 por ciento” en el sector de construcción turística, al mismo tiempo que ha cesado la inversión extrajera. Esto se debe a que el 50 por ciento de los turistas que ingresan al país, así como la mayor parte de las inversiones provienen de los Estados Unidos, país muy golpeado por la crisis. Por ejemplo, el colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos registró un descenso en la construcción de 19.000 metros cuadrados, comparando los tres primeros meses de este año con el primer trimestre del año anterior. Además, en plena temporada alta (entre enero y marzo) los hoteles registraron porcentajes de ocupación de apenas un 40 por ciento. Esto convierte al turismo en el sector más afectado por la crisis.

El sector de la manufactura, por otra parte, reportó en Costa Rica una reducción del 15 por ciento, entre enero y julio, aunque desde abril comenzó una leve mejoría. Debido a la crisis financiera en Estados Unidos, ha disminuido la demanda de productos textiles y ha cerrado muchas empresas de maquila en Centroamérica, con lo cual unos 35.000 trabajadores han perdido sus empleos. La fuerte competencia que ejerce China en este sector ha agudizado el problema en Centroamérica. En nuestro país, unos 3000 trabajadores de empresas textiles han perdido el empleo por el cierre de sus empresas, según informó la Cámara Textil. Sin embargo, “la maquila en Costa Rica incluye la producción de circuitos integrados y [componentes] para computadoras, empresas en las que no se han reportado despidos, aunque” ha habido una desaceleración en este como en el resto del sector exportador. (2)

En cuanto a las exportaciones, la Promotora del comercio Exterior (Procomer) señaló que durante los siete primeros meses de 2009 Costa Rica mostró una disminución del 13,3 por ciento en el valor acumulado de exportaciones. Sin embargo, el ministro de comercio exterior, Marco Vinicio Ruiz, se mostró optimista y comentó: “Hemos logrado que las exportaciones no dependan de pocos productos. Actualmente, estamos exportando más de 4.000 productos a más de 150 mercados”. (3) Las exportaciones de componentes electrónicos, pese a que habían sido fuertemente golpeadas (con bajas de hasta el 23 por ciento), han mostrado una leve mejoría durante los últimos meses. Los productos agroindustriales como los purés de frutas, jugos y concentrados de frutas experimentaron un crecimiento positivo de hasta un 14 por ciento en algunos casos. También la exportación de flores tuvo crecimiento, aunque en una proporción mucho menor. Algunos productos sí mostraron un descenso en sus exportaciones, como el café y el banano (un 11 por ciento en conjunto). El destino más favorable para las exportaciones nacionales fue la Unión Europea, mientras que las bajas más importantes se registraron en Estados unidos y Centroamérica. Es de notar que para julio de este año, el déficit comercial de Costa Rica había disminuido en un 62 por ciento. (4) Esto porque al disminuir las exportaciones también disminuyen las importaciones. Esto no deja de ser positivo, pues permite que la inflación no se dispare. De hecho, se espera que este año la inflación en Costa Rica cierre este año en un 8 por ciento o incluso en un 6 por ciento, la más baja en la historia del país y dentro del ideal de un dígito para dicho indicador.

En vista de estos hechos, se hace evidente que la situación en nuestro país no es tan crítica como pudiera esperarse dado el impacto que ha tenido la crisis en otros países. Esto es atribuible básicamente a tres circunstancias: en primer lugar, Costa Rica es la economía más diversificada de Centroamérica. Hasta la década de 1970, las exportaciones de Costa Rica contaban con únicamente cuatro productos: café, banano, azúcar y carne. Sin embargo, es para esta época que se comenzó la exportación de productos no tradicionales, entre los cuales podemos citar: palmito, naranja, raíces y tubérculos (yuca, ñame, tiquizque, malanga, ñampí), jengibre, piña y plantas ornamentales; todos estos se perfilan como los principales productos de exportación no tradicional. (5)

En segundo lugar, como ya se mencionó, la maquila de Costa Rica incluye la producción de circuitos integrados y componentes para computadoras. Esto es posible gracias a la inversión que durante décadas ha hecho el Gobierno costarricense en educación, lo cual le permite al país contar con mano de obra cara y especializada. De esta manera, Costa Rica ha desplazado la mano de obra hacia los productos costosos y de alta tecnología, en contraposición con las más tradicionales maquilas textiles, por medio de las cuales es muy difícil competir dada la gran fuerza con que lo hace china en este sector. Estas dos características de la economía costarricense nos llevan a la tercera, que es la diversificación de los mercados hacia los cuales exporta el país sus productos. Entre tales mercados podemos citar: Estados Unidos (el principal socio comercial de Cosa Rica), Panamá, China, la Unión Europea, Guatemala, El Salvador y República Dominicana. (6)

Ahora bien, ¿cuál es la posición del Gobierno y del Banco Central ante la crisis? ¿Qué opinión tiene al respecto el Fondo Monetario Internacional? Veamos primero la opinión del Fondo Monetario internacional (FMI): según Alfred Schipke, economista del FMI para Centroamérica, Costa Rica está en una posición “relativamente fuerte” y el Gobierno está “haciendo todo lo que puede para prepararse”. Añadió: “Aunque Costa Rica se encuentra en una posición relativamente fuerte para enfrentar la crisis, ello no significa que no tenga necesidad de tomar medidas de precaución para prepararse”. (7) Entre estas medidas pudiera estar la de buscar desde ahora opciones de financiamiento disponibles para usarlas en caso de resultar necesario.

Por otra parte, el Gobierno de Óscar Arias y el presidente del Banco Central, Francisco de Paula, reconocen que Costa Rica se halla en recesión, pero el último afirmó que ‘las aguas de la crisis comienzan a asentarse’. Ambos concordaron en que dos trimestres consecutivos de contracción económica deben ser considerados como recesión. Según De Paula, puede que el PIB (producto interno bruto) muestre una caída y que “el crecimiento del [sea] cero o […] incluso, negativo” (8). Hasta ahora la recesión se ha manifestado en una contracción en el empleo y podría afectar los ingresos de las familias y la pobreza.

De Paula, en una entrevista publicada por el diario La Nación el 6 de julio de este año, se mostró muy optimista y afirmó: “Seguimos en una economía en recesión, con desempleo, pero hacia delante uno ve que se está nivelando la caída y hay algunas señalitas de recuperación, mayor estabilidad en precios y mayor estabilidad cambiaria. Eso da el espacio para pensar que podemos salir sin tanto daño de una crisis muy violenta”. Respondiendo a la pregunta de si la crisis está “tocando fondo”, el jerarca anunció: “Hay ciertos sectores a los cuales la crisis les sigue golpeando fuerte. Turismo es uno de ellos, pero hay otros, manufactura por ejemplo, que está empezando a mostrar una caída menos pronunciada. Agricultura es otro de los sectores que yo esperaría que tienda a no caer tanto.” Incluso mencionó que se “podría esperar que el segundo semestre empiece a mostrar un nivel de actividad mayor que el primer semestre”. De Paula se mostró “más tranquilo” pues los riegos financieros desaparecieron, y está disminuyendo la preocupación en lo tocante al tipo de cambio y la inflación. También ve con buenos ojos el comportamiento del comercio exterior y el que no haya problemas con la liquidez. Al ser consultado respecto de la política social del Gobierno, se manifestó complacido con el programa Avancemos, que permite a los estudiantes de menos recursos seguir estudiando pese a su situación económica. Esto es muy importante pues al “sacar a los hijos de las escuelas por problemas económicos, esos muchachos ya después no vuelven y quedan fuera del juego del desarrollo en forma permanente”, puntualizó De Paula. (9)

En vista de todo lo anterior, se percibe claramente que Costa Rica se encuentra en una situación bastante favorable y que no ha sido golpeada tan atrozmente por esta crisis mundial, gracias en buena parte a los esfuerzos que siempre ha realizado el Gobierno para invertir en educación y, más recientemente, en diversificar las exportaciones y buscar nuevos mercados. Prueba de ello es el rápido repunte que han mostrado las exportaciones de Intel durante el segundo trimestre del año (10). Sin embargo, sería de todo punto peligroso adoptar una posición de excesiva confianza, por lo que es necesario tomar las medidas pertinentes para amortiguar, en lo posible, los efectos de la crisis en nuestro país y procurar el crecimiento económico, lo cual debería buscarse independientemente de que haya crisis o no.

¿Qué medidas ha adoptado el Gobierno de Costa Rica para paliar la crisis? En lo que respecta a la política social, se han tomado medidas para incrementar la inversión pública, dando apoyo económico a estudiantes y personas en condición de pobreza. Se han negociado préstamos para emergencias y la readecuación de deudas a pequeñas empresas (11). En el campo exterior, dado que el turismo es el sector más afectado, los esfuerzos del gobierno se han enfocado en atraer turistas al país; también se ha iniciado una campaña de promoción comercial para aumentar las exportaciones. De estas dos últimas disposiciones nos ocuparemos en los siguientes párrafos.

El Instituto Costarricense de Turismo ha iniciado un proyecto de promoción del país. Se informa que como parte de este proyecto, “más de 300 cápsulas de 30 segundos y cuatro cápsulas diarias de 60 segundos mostrarán, durante el prime time (horario estelar) de los canales internacionales, las bellezas de Costa Rica” (12). Se espera que unos 125 millones de personas aprecien los atractivos del país. Para financiar este proyecto, se recurrió al método de canje –que consiste en cambiar unos valores por otros similares pero con características diferentes o incluso por valores diferentes. El capital desembolsado es el capital aportado por los accionistas tanto en efectivo como en activo, sea este en bienes materiales o inmateriales (13) – pues el costo de pagar la publicidad sería mayor a los 160.000 dólares. Esta promoción es necesaria, pues el turismo es la principal actividad económica para Costa Rica (que el año pasado dejó ingresos por 2.200 millones de dólares) y debido a la crisis internacional ha sufrido una baja muy considerable.

“Costa Rica incrementará su promoción comercial y aplicará otras medidas a nivel interno para aumentar las exportaciones, mantener las empresas ya instaladas en el país y, sobre todo, motivar la llegada de inversión extranjera que le disputan vecinos como Panamá y El Salvador” (14). Estas son algunas de las medidas por las que apuesta Costa Rica para incrementar las exportaciones. Con el propósito de recuperar el liderazgo en la región, el país ha avanzado mucho según la Procomer, en aspectos como la facilitación de los trámites (en una empresa hay dos tipos de trámites: los trámites de línea, o productivos –se llaman procesos de negocio–, y los trámites de apoyo, burocráticos, o improductivos. “Trámite” a secas involucra ambos tipos, pero a menudo se refiere a trámites burocráticos) (15). Además se ha avanzado en el bilingüismo. Según dicha entidad, el presupuesto asignado para este año a promoción será de 5 millones de dólares, siendo uno de sus objetivos primordiales, la participación de 34 misiones comerciales, trece de las cuales estarán en la región y cuatro en Estados Unidos. “Las misiones comerciales son una visita colectiva concertada, realizada de acuerdo a un plan, que un país organiza para aumentar su comercio con otro. Demuestra interés por aumentar el comercio entre el país de origen y el país de destino. La misión comercial, en sentido nato, es una técnica de promoción comercial que puede ser de buena voluntad, de estudio, de acuerdos bilaterales, o que influye directa o indirectamente en el comercio, que forma parte de los programas nacionales de promoción de las exportaciones. En un sentido estricto, es una misión de ventas para aumentar el comercio.” (16)

El ministro de Comercio Exterior, Marco Vinicio Ruiz mencionó que “el comercio no es parte de la crisis, sino que es parte de la solución” y señaló que Costa Rica debe enfocarse en países como Panamá y como China, adonde ya exportan 91 empresas costarricenses. Costa Rica pretende lanzar una marca país a finales de 2009 para presentarla en la Expo Shanghái 2010. Una Marca País es “un instrumento fundamental en los nuevos espacios del mundo de hoy, orientado a potenciar y relevar las oportunidades comerciales de un País, mejorar su imagen hacerlo más competitivo y generar intereses que coadyuven a un desarrollo sostenible. Su función no necesariamente es sustituir, reemplazar o eclipsar los símbolos tradicionales patrios que identifican a un país. De lo que se trata es sostener la imagen nacional en la conciencia voluble de quienes nos visitan por ejemplo, esto si nos circunscribimos al ámbito turístico”. (17)

Este es un fragmento publicado por el diario La Nación, el cual resume otras expectativas de Procomer en cuanto a incentivar y promover las exportaciones nacionales: “Procomer además contempla […] la presentación de un proyecto de reforma a la Ley de Zonas Francas. [El ministro] Ruiz indicó que la reforma intentaría acatar señalamientos de la Organización Mundial de Comercio, pues solo se dan beneficios a empresas que exportan. En nuestro caso hay que eliminar eso y ofrecer incentivos a empresas que no solo exporten, que cumplan ciertas condiciones y definiendo los sectores prioritarios […] Solo esperan que haya el consenso político necesario para que la iniciativa no se vea expuesta a condiciones de grupos interesados que presionarían por estímulos fiscales. Antes servicios solo consideraba a las firmas de tecnologías de información (TICs) pero [se] incorpor[ó] sectores muy novedosos como el audiovisual, el de ingeniería y construcción además del de servicios médicos”. (18)

Sólo el tiempo dirá si estas iniciativas llegarán a ser una realidad y, aún más, si una vez llevadas a cabo serán capaces de cumplir el propósito con el cual fueron implementadas. Esto es, el de combatir la actual crisis financiera y sus poderosos efectos, que por las razones ya mencionadas no han sido den devastadores en el caso de nuestro país. El pronóstico reservado, mientras algunos ven señales de recuperación, otros ven un panorama más sombrío. En lo que todos sí parecen coincidir es en que vamos a tener un mayor déficit este año y en el 2010, y que uno de los temas que le tocará a la próxima administración es ver cuál va a ser el resultado estructural de las finanzas públicas, una vez que pase la crisis.

Alberto Trejos, ex ministro de comercio Exterior y presidente del Cinde, en una entrevista para el diario La Nación, comentó que “el auge inmobiliario en Guanacaste será de lo último en recuperarse. Guanacaste, como destino turístico, siempre tendrá un gran futuro, el flujo de turistas volverá a la normalidad, sino el próximo año, el que viene. La demanda por bienes primarios se va a recuperar relativamente pronto.” Añadió que “vamos a sentirnos en crisis por unos meses más.” Por último, Trejos concluyó diciendo: “Para finales de año estaríamos viendo una tasa de crecimiento más normal para Costa Rica. Estamos en crisis y el mejor escenario es uno modesto.” (19) Por otra parte, Eduardo Lizano Fait, ex presidente del Banco Central, comentó que “la recuperación económica será lenta e insuficiente en los próximos dos años para bajar la pobreza en nuestro país. El 2010 desgraciadamente va a ser un año también difícil para la economía nuestra. […] Las economías grandes no es que rápidamente se van a recuperar. Ahí se van a llevar un rato.” En cuanto a lo que le toca al Banco central para mantener la estabilidad, Lizano comentó: “Para el Banco Central es clave la política de tasas de interés.” (20)

Lo que se observa claramente a través de esta pequeña exposición, es que en un mundo globalizado –donde todos dependen de todos– es importante ofrecer diversidad de productos de buena calidad y tener una economía abierta con gran cantidad de socios comerciales. En el caso de Costa Rica, ha quedado demostrado también que sus políticas comerciales han sido exitosas y que la inversión en educación es la mejor que puede hacer un país. Nos corresponderá a todos como ciudadanos –y especialmente a la próxima administración– hacer los ajustes necesarios para levantarnos de esta situación o, en el peor de los casos, quedarnos mirando mientras la situación se nos sale de las manos.

              

FUENTES DE REFERENCIA

                

(1) http://www.nacion.com/ln_ee/2009/julio/27/economia2037924.html

(2) http://www.nacion.com/ln_ee/2008/diciembre/15/economia1812609.html

(3) http://www.elfinancierocr.com/ef_archivo/2009/agosto/23/economia2066006.html

(4) http://www.elfinancierocr.com/ef_archivo/2009/agosto/23/finanzas2066439.html

(5) http://www.estadonacion.or.cr/Info1998/nacion4/cap7-97d.htm

(6) http://www.procomer.com/espanol/Info%20comercial/Informacion%20comercial.html

(7) http://www.nacion.com/ln_ee/2008/noviembre/17/economia1776812.html

(8) http://www.nacion.com/ln_ee/2009/mayo/13/economia1962578.html

(9) http://www.nacion.com/ln_ee/2009/julio/06/economia20116097.html

(10) http://www.nacion.com/ln_ee/2009/julio/27/economia2038745.html

(11) http://www.nacion.com/ln_ee/2009/mayo/13/economia1962578.html

(12) http://www.nacion.com/ln_ee/2009/junio/03/economia1984982.html

(13) http://es.mimi.hu/economia/canje.html

(14) http://www.nacion.com/ln_ee/2009/febrero/05/economia1866009.html

(15) http://cursos.itam.mx/akuri/PUBLICA.CNS/1999/Tramitolog%EDa%20y%20Simplificaci%F3n%20de%20Procesos.pdf

(16) http://www.marketing-xxi.com/las-misiones-internacionales-157.htm

(17) http://www.gestiopolis.com/economia/importancia-de-la-marca-pais-peru.htm

(18) http://www.nacion.com/ln_ee/2009/febrero/05/economia1866009.html

(19) http://www.nacion.com/ln_ee/2009/julio/09/economia2021025.html

(20) http://www.nacion.com/ln_ee/2009/mayo/01/economia1949377.html