TERCER POEMA: SARKA (SHARKA)

             

         Este poema, pese a ser el más corto de los seis, es uno de los poemas más bellos de la serie. Su melodía envolvente y su dramatismo y belleza hacen de él una verdadera obra maestra. Según cuenta la leyenda, una hermosa guerrera amazona, urde un plan para acabar con el príncipe Ctirad, para lo cual emborracha al príncipe y a sus hombres. Después, a una señal convenida de antemano, las demás guerreras llegan al lugar y matan a los hombres del príncipe.

                   

CUARTO POEMA: Z CHESKYCH LUHU A HAJU (DE LOS CAMPOS Y BOSQUES DE LA BOHEMIA)

          

         Después de una introducción densa, que evoca los bosques de la región Bohemia, el poema deriva en una serie de ideas y temas intrincados que describen la belleza del paisaje rural de Checoslovaquia y los sentimientos que sin duda evocaba su vista y recuerdo en el autor. Todo esto nos lo describe Smetana con un tono entre pastoral y solemne, pero siempre lleno de una energía propia de la música del compositor. Junto con Vltava, es el más melódico de todos.

           

QUINTO POEMA: TÁBOR (TABOR)

              

         Este poema tiene un tono bastante más profundo que los antecesores. Marca un cambio de estilo en cuanto a los tonos, el ritmo y del desarrollo de las ideas y los motivos. Está íntimamente ligado al poema que le sigue, y es causa del mismo. Hace referencia a la ciudad de Tabor, ubicada al sur de Bohemia. Esta ciudad fue fundada por los husitas, seguidores de Jan Hus, teólogo, filósofo, reformador y predicador checo, precursor del protestantismo. Hus fue quemado vivo en 1415. La ciudad de Tabor fue capital de Bohemia durante las Guerras Husitas, cruzadas que implicaron acciones militares contra los partidarios de Hus entre 1420 y 1434.

                 

SEXTO POEMA: BLÁNIK (BLANIK)

                

         Este poema comienza como dándole continuidad al poema anterior. Es un poco más áspero en su sonido. Tras algunas discreciones alcanza el punto máximo para concluir de manera triunfal y admirable. Este poema alude al monte Blanik, dentro del cual, según la leyenda, aguarda un inmenso ejército de caballeros comandados por San Wenceslao (San Venceslao I de Bohemia, 907 – c. 933) patrón de la República Checa, cuya fiesta se celebra el 28 de setiembre.

         Según la leyenda, en algún momento el país enfrentará una severa crisis, la más difícil de su historia, cuando sea atacado desde los cuatro puntos cardinales. En ese momento los ejércitos de San Wenceslao despertarán de su letargo acudirán en auxilio y defensa de su país y patria.

                      

                    

         Hoy hace exactamente cinco años tuve mi primer contacto con Vlast, después de comprar un CD que contiene los seis poemas. Ya un año antes de esto había escuchado Vltava, cuya calidad y belleza insuperables me decidieron a adquirir la serie completa. El viernes 06 de junio de 2003 la adquirí, y desde entonces ha formado parte de mis obras favoritas de música clásica. Su capacidad envolvente, su excelente sonido y temas bien elaborados la hacen una obra de conocimiento obligatorio para todos los amantes de la música clásica.