La Datura stramonium o Reina de la noche -también llamada estramonio, trompetera, higuera del infierno, floripondio y reina amarga- es una “planta que gusta de los sitios húmedos y alcanza de tres a cinco metros. Sus hojas se presentan alternas, de margen ondulado y forma ovalada. El detalle más sobresaliente de sus flores es su forma acampada y su gran tamaño; son blancas, con un tinte rosado en su corola, y miden de diez a doce centímetros.” Esta es la minuciosa descripción que de esta planta hace el doctor Reinaldo Sosa Gómez en su libro El poder medicinal de las plantas.

La mayoría de los autores coincide en que esta planta de la familia de las solanáceas es altamente tóxica. Contiene entre sus principios activos alcaloides como la atropina y la escopolamina, de ahí su efecto narcótico e hipnótico. Es reconocida la toxicidad de sus semillas, pocas docenas de las cuales bastarían para producir la muerte. El estramonio posee además propiedades analgésicas y antiespasmódicas.

Sin embargo, contrario al concepto socialmente prejuiciado de “droga barata” que tiene, esta planta, al igual que prácticamente todas las que encontramos a nuetra alcance. El doctor Sosa prosigue de esta manera: “La aspiración del humo de las hojas enroscadas y encendidas puede aliviar el asma (…) Las hojas frescas calentadas e impregnadas con grasa (manteca, vaselina, aceite) y aplicadas sobre furúnculos o diviesos pueden usarse para hacerlos madurar, y también para bajar la inflamación de las paperas o cualquier ontra inflamación de la piel.”

Además puede ser usada para tratar el dolor de oídos, humedeciendo un algodón con el látex de la planta y aplicándolo sobre el oído afectado. La raíz es analgésica y las hojas son usadas para aliviar el dolor muscular como cataplasmas o compresas. las flores pueden ser usadas para calmar el dolor de cabeza.