A Lucía

            Un universo hay de azules y grises colores

            Donde el soplo por sí solo basta para vivir

            Es la lluvia producto de fuegos y amores

            De amar y olvidar, de esperar y sufrir.

           

            Baja un río desde su fuente, nace, muere

            Recorre suaves caminos de dulces sabores

            Para que la luz de un bello sol refleje

            En este universo el sol es luna y nieve.

           

            Prisma de agua, vasto mundo de espejos

            Infinito rincón de sentimientos y formas

            Que al corazón hacen brotar cual semilla.

           

            Brilla sobre tu hermoso rostro desde lejos

            Descubre tu ser interior y se transforma

            En una inocente lágrima sobre tu mejilla.

            

            

Para G***

            ¡Mirad muy bien la insuperable belleza

            Que emana de aquel cuerpo de mármol!

            Las aves cantan, aguardan por aquella

            Tan radiante como el sol en su ocaso.

            Diré: “Es mi amada la mujer más bella:

            Cálida, sonriente, un día de verano.”